Entretenimiento

Antes de descargar, comprar e instalar, ¡Averigua qué tienes!

¡Averigua qué tienes!

A muchos de nosotros en nuestras laptops o PC nos da la ansiedad de usar un nuevo programa, juego ó aplicación ya sea de entretenimiento, trabajo ó simplemente para aprendizaje, el problema no siempre es conseguir dicho software, sino hacerlo funcionar en nuestro equipo. Es común dejar nuestra computadora toda una noche o días (dependiendo de la conexión de internet) descargando un programa para poder instalarlo en nuestro equipo, en algunos casos se hace la compra del software y cuando llegas a casa para hacer uso de él, ¡Sorpresa! ¡Tu equipo no lo soporta por un detalle de hardware!

Mi caso por ejemplo, al adquirir mi primer portátil quede satisfecho (no sabia mucho de computo, pero creía que mi equipo era bastante bueno), pasa el tiempo y adquiero Windows Vista, hasta ahí ningún problema, todo bien, sale un juego que esperaba con ansiedad para PC y decido comprarlo (original para no tener problemas con el multiplayer), para mi sorpresa, ni mi procesador ni la memoria RAM eran el problema , mi tarjeta gráfica era el gran problema, ya que ella no soportaba dicho juego, ni modo el gasto ya se había hecho y el juego paso a ser un adorno de pared hasta que se tuvo el capital para armar un equipo que sí lo ejecutara.

En la primer Campus Party gracias a uno de los amigos del área de juegos aprendí algo que a muchos se nos pasa por alto cuando adquirimos un equipo: la mejora a futuro de este y el uso que podría tener. En resumen, el tip que me dio es “Si quieres un buen equipo, compra un equipo para juegos, si funciona con el juego mas moderno funcionara con cualquier programa” algo que puede ser debatido por algunos y acertado por otros, pero analicemos.

Prácticamente  escuchar música, navegar ó trabajar con ofimática entre otras cosas, nunca hace que el equipo trabaje con toda su potencia, siempre un programa consumirá más una cosa que otra, principalmente memoria RAM o procesamiento, sin embargo, los juegos por otro lado consumen memoria RAM, procesamiento y memoria de video, escritura y lectura en el disco duro, etc., prácticamente todos los componentes de nuestro equipo trabajan en sincronía, entre más consistente sea la velocidad del juego más eficiente es nuestro equipo, esto quiere decir, que si soporta un juego de alto rendimiento podrá soportar programas que requieren de un gran rendimiento, pero que nunca sobrepasarán a dicho juego en la carga del trabajo a nuestro equipo. Un modo de saber qué podemos hacer y qué no, es antes que nada, consultar las características de nuestros equipos, y la segunda opción es mediante una pagina de internet ya conocida por algunos y por los que aun no les dejo este Link en donde pueden consultar si su equipo es compatible con alguno de los muchos títulos de juegos que hay, recordándoles antes que otra cosa, que lean muy bien y no se guíen solo por lo que ven a golpe de vista.

Ilustración cc Henrique Vicente
Comments
To Top