Anime

Antología: Lo que el anime nos dejó este 2018 – 1er. Parte

El 2018 está a punto de terminar. Usualmente les hablaría de los animes que están por estrenarse pero no, hoy quiero hacer algo distinto y que nos tomará algo de tiempo: hablaremos de las series que vimos, disfrutamos y sufrimos en este año que está por concluir.
Así que, acompáñenme en este repaso de lo que el anime nos dejó en este año…

INVIERNO

El año lo empezamos con algunas series que venían del 2017 como Garo: Vanishing Line, Black Clover, Mahou Tsukai no Yome y la segunda temporada de 3-gatsu no Lion, las cuales continuaron un rato más al aire. En aquel primer trimestre tuvimos varias secuelas muy esperadas entre sus fans, por un lado el género de las chicas mágicas regresaba con uno de sus títulos consentidos: Cardcaptor Sakura: Clear Card, adaptación del manga de las CLAMP del cual Crunchyroll confirmó que será doblado al español.

Otra serie que regresó fue un Isekai esperado por muchos, hablamos de Overlord el cual continuó mostrándonos cómo poco a poco su protagonista se convertia en un villano sin escrúpulos, cabe mencionar que estas dos series fueron producidas Madhouse, estudio famoso por el alto valor en sus trabajos, y porque en su haber solo tienen cinco secuelas.

Una que yo esperaba era Yowamushi Pedal: Glory Line, shounen y spokon de ciclismo que no le pide nada a grandes como Haikyuu o Kuroko no Basuke. Otra gran esperada fue la historia que protagonizan Meliodas, Elizabeth y el resto del grupo en Nanatsu no Taizai: Imashime no Fukkatsu, en donde finalmente obtuvimos la tan esperada aparición de Escanor (Praise the sun, madafakas!)

En cuanto a los estrenos tuvimos series interesantes, una de las primeras series que llegaron fue Sora Yori mo Tooi Basho, protagonizada por cuatro chicas con tantas cosas en común pero muy diferentes a la vez, que nos mostraron el valor aventarte y hacer lo que deseas y no perder el tiempo, sin remordimientos pues quizás después la carga sea mayor en caso de no aventurarse, en mi opinión esta serie fue la mejor de la temporada.

Otras que pasaron fueron Grancrest Senki, la cual pasó medio desapercibida, pero una que no pasó igual fue Citrus, pero por lo mal ejecutada que fue según los lectores de su manga, sin embargo otra fue la serie que se llevó los reflectores esta temporada…

Pop Team Epic (o Poputepipikku), un duo de chicas kawaii pero que no son tan lindas cómo muchos imaginaron, el meme viviente de la temporada sin lugar a dudas. Otra que llegó fue Kokkoku, que nos mantuvo al pendiente por cómo se desarrollaba la historia dentro de ese mundo en el que se detuvo el tiempo y en el que solo unos cuantos podían moverse, además que tuvo uno de los mejores openings de la temporada…

También en esta temprada la ONU ponía su primer carnada con Ryuuou no Oshigoto,la mezcla temiblemente ideal de shogi con lolis. Y por otro lado también el anime purificador que nos trajo a la chica trollmaster de la temporada, por supuesto hablamos de Karakai Jouzu no Takagi-san, lástima que Nishikata jamás se enteró de que al menos en una ocasión sí le ganó a la besto-frentona Takagi. Otra que llegó fué ni más ni menos que Violet Evergarden, y lo que se suponía seria el anime de la temporada, pues tiene la calidad de arte, visual y animación que distinguen a KyoAni pero en la historia se sintió en veces floja pero forzada, aunque algunos episodios si me llegaron (si vieron la serie, me refiero al episodio de la señora y las cartas a su hija).
Y por supuesto que no nos dejarían sin un Isekai. Para quien aún se pregunte qué rayos es eso, ‘Isekai’ significa ‘en otro mundo’, estas historias han estado presente desde hace tiempo, con series como Escaflowne o InuYasha, pero se volvió algo más recurrente desde Sword Art Online, razón por la cual cada temporada vemos una nueva novela ligera adaptada, y la de esta temporada fue Death March kara Hajimaru Isekai Kyousoukyoku, que fue la historia de un wey que murió y revivió en un mundo similar al de un MMORPG, nada nuevo realmente pero sirvió para mantener la tele con sonido mientras estabas ocupado.
Para quienes gustan del romance, Koi wa Ameagari no You ni llegó para ejemplificar cierta canción (de José José) que hablaba de amor entre dos personas que no son de la misma edad, en este caso una chica de 17 años con un cuello salido de Ballroom e Youkosou y un hombre que le lleva un par de años demás, cómo unos 20.
En cuanto a acción, comedia y un poco de mafia, Hakata Tonkotsu Ramens nos dio esa dosis de misterio y suspenso acompañados con un plato de ramen, además de hacer dudar a varios hombres de su heterosexualidad con uno de sus protagonistas. Por supuesto la serie edgy-furry descartable de la temporada no podía faltar y Killing Bites llegó para darle gusto a quienes tienen esa clase de… Ehm, ¿Gustos?
Pero por supuesto, la joya de la temporada y serie que se ganó todos los reflectores fue sin duda…

Darling in the FranXX fue una co-producción entre Trigger y A-1 Pictures (que después quedó en manos de su estudio hermano, CloverWorks) que empezó fuerte mostrando a un grupo de adolescentes que solo vivían para una cosa: matar klaxosaurios, terribles criaturas que siempre están al acecho de lo que ellos conocen como su mundo, y la manera de hacerlo es montando unos enormes mechas llamados ‘Franxx’, aunque la manera de hacer esto era algo sugerente.

PRIMAVERA

Era el mes de Abril, al aire seguía el meme con el que cerramos el capítulo de la temporada pasada. Entre que Zero Two nos daba ternura, muchos odiaban a Ichigo, se armó el #TeamZeroTwo vs. #TeamIchigo y con el ‘netorare’ que nos dieron surgió el #KokoroDidNothingWrong en los foros de anime en reddit y My Anime List, la montaña rusa llamada Darling in the FranXX seguía levantando dudas ya hacia su recta final, el cual no dejó muy contentos a más de uno. Al igual que DITF, las series Nanatsu no Taizai y Yowamushi Pedal seguían al aire y ahora compartían el espacio con otras secuelas, unas muy esperadas y otras digamos que no tanto.

En Japón hay una serie de historias populares casi tradicionales obra de Shigeru Mizuki, esta se llama Gegege no Kitarou y cada década Toei lanza una reedición animada de la misma, en esta ocasión llegó este 2018 para conmemorar el 50 aniversario de la primer emisión, sin embargo esto molestó a algunos fans de Dragon Ball pues esta serie salió del aire y en su lugar quedó Kitaro, pero dejando eso de lado al igual sus altibajos, es una serie entretenida y recomendable para quien quiera adentrarse en el folklore japonés.
Otra que volvió fue Ginga Eiyuu Densetsu, mostrándonos la historias de dos jóvenes promesas del ejército que tendrán que enfrentarse en el campo de batalla representando cada uno al reino del que provienen. Y un agridulce retorno fue el de Kaneki-kun.

A cardo del mismo estudio que pisoteó el manga de Sui Ishida, en abril también se estrenó Tokyo Ghoul:re, en donde todos aquellos que solo vieron el anime se preguntaron “¿Qué carajos es esto?”. La sorpresa de la temporada fue Megalo Box, serie producida para conmemorar el 50 aniversario de Ashita no Joe, y que nos dejó maravillados por el estilo de arte, así como lo cruel de su trama, sus personajes y excelente soundtrack, porque no me dejarán mentir que este es un gran opening

También tuvimos otra entrega de Wixoss, donde se unían los personajes de las series anteriores para de una vez terminar con ese peligroso juego en el que se metieron, y desde el infierno llegó la continuación de la segunda temporada de Hoozuki no Reitetsu. Y para los fanáticos del béisbol, Major 2nd cubrió las bases con el legado de Gorou Shigeno: su hijo Daigo. También fuimos testigos del retorno del autoproclamado ‘Rey del Harem’, Issei Hyoudou a quien vimos pelear de nuevo contra enemigos más poderosos en High School DxD: Hero. Pero sin duda, las secuelas más esperadas fueron…

En la 3er. temporada de Boku no Hero Acedemia seguimos viendo como Izuku sigue en su largo camino para ser el siguiente símbolo de paz, ha superado grandes obstáculos pero vienen muchos más por lo que deberá seguir siendo fiel a sus convicciones, las cuales lo llevaron al lugar donde está hoy.
También tuvimos el regreso de Souma Yukihiro y sus amigos en Shokugeki no Souma: Totsuki Train Arc, quienes tienen el firme propósito de derrocar a ‘Central’, y también el de darnos mucha hambre. Uno de los regresos más esperados es el de la serie protagonizada por Kaname Chidori y Sousuke Sagara en Full Metal Panic! Invisible Victory, la espera fue cómo de 10 años nada más aunque no estuvo al nivel de sus predecesoras. Y finalmente…

Steins:Gate 0 llegaba para darnos más de esos personajes tan entrañables que formaban el ‘Laboratorio de Inventos Futuristas’, aunque con un inicio sombrío dado el punto de partida de la serie esto no se dio hasta adentrarnos más en la misma.

En cuanto a estrenos, como adelanto llegó un mahou… ¿Shoujo? Okay pues, tuvimos Mahou Shoujo Ore una serie de chicas mágicas en el que las chicas se convertían en luchadores de la WWE pero con traje de chica mágica, aquí algunos pusieron a prueba su hombría.

Siguiendo con las comedias, en abril también llegó Hinamatsuri, una serie protagonizada por Hina, una chica de origen alienígena que llega a la tierra de forma impactante (literal), pero resulta que es despreocupada, ingenua, irresponsable, floja pero tan poderosa que por sí sola sería capaz de eliminar la tierra, pero para ponerle un alto están el yakuza Nitta, Anzu, y todos sus amigos.

Para los que disfrutan del romance, tuvimos las series Tada-kun wa Koi wo Shinai, que nos mostró el encuentro entre un joven japonés aficionado a la fotografía con una linda chica proveniente de Europa; 3D Kanojo: Real Girl serie de la que pronto veremos una secuela; y Wotaku ni Koi wa Muzukashii, donde vemos que el amor entre dos otakus adultos no es fácil. Desde un pueblo abandonado nos llega Piano no Mori, la historia de Kai y Syuhei, dos niños que los une su gusto por el piano y que con el pasar del tiempo vemos cómo se desarrolla una sana rivalidad. Para los fanáticos de los videojuegos, llegó la adaptación de Persona 5 donde vimos conforme al pasar de los casos fue aumentando el número de integrantes de la banda de ladrones de corazones.
Y también tuvimos acción, desde el frío Hokkaido en el ocaso de la era Meiji, el soldado Sugimoto y la chica caras locas Ashiripa llegaron con sus aventuras en Golden Kamuy, donde buscarán a como de lugar hacerse de un tesoro que es buscado por muchos más, y que algunos están dispuestos hasta a matar por el.
Y así se fue la mitad de este, aún nos queda por ver las series que llegaron en verano y otoño pero lo dejaremos para otro día, y también les recordamos que ya vienen los estrenos anime de la temporada de Invierno 2019, y aquí ya estamos preparando un resumen con la series más recomendables así que estén pendientes que esto aún no se acaba. Y a ustedes ¿Cómo les pareció este año? ¿Vieron alguna de estas series? Sus comentarios son bienvenidos.

Comments
To Top