Entretenimiento

Estíbaliz, la joven que «muere de hambre» por asistir a la boda real

Hemos visto en la TV. mítines, marchas, bloqueos, manifestaciones, actos de violencia y hasta huelgas de hambre, lo que nunca habíamos visto era una huelga de hambre para asistir a una boda…

Leyeron bien, se trata de Estíbaliz Georgina Chávez Guzmán, una joven mexicana de 19 años que se ha propuesto asistir a la boda del príncipe William y su novia, la historiógrafa Kate Middleton, que se efectuará el  próximo 29 de abril en Inglaterra. Lo interesante es que el único argumento que tiene es ser fiel seguidora de la casa real, haber enviado una carta a la mísma para solicitar su invitación al evento y llevar cerca de 9 días en huelga de hambre. Sus tontas palabras fueron las siguientes:

«Mi mamá ya falleció y ella era muy fan de Lady Di y por eso yo también me volví fan y por eso me prometí ir a la siguiente boda real.»

No importando el clima ya ha montado su pequeño campamento fuera de la Embajada de Gran Bretaña en México para lograr su cometido. Antepone la falta de «humanidad» y «tacto» por parte de los organizadores del evento por lo que su sueño de conseguir una invitación no cesa.

Algo que causa risa o conmoción, según el caso es el saber que ella declara que una persona puede vivir sólo 1 mes sin probar alimento, y como si de retar a la Casa Real Británica se tratara lanza la consigna: «Pues si en un mes no me responden pues desafortunadamente tendré que irme»

Es triste que por personas con una causa infundada tienda a generalizarse la forma de ser de una población entera como la de México, aunque nadie dijo que hacer una huelga de hambre fuera prohibido.

Aquí el video con algunas de sus declaraciones:

Estíbaliz, en huelga de hambre

Palabrerías:

Aún muchas celebridades han preferido ahorrarse el amargo sabor de boca por no asistir a la boda, pues como sabemos, en éstas reuniones acuden personajes de la élite mundial. ¿Qué pensará Estíbaliz Georgina? ¿Habrá tenido en consideración que hasta la servidumbre es perfectamente seleccionada?

¿Y si un puesto de quesadillas se le pusiera a un lado, soportaría el antojo?

Si logra su cometido, ¿valdría la pena que yo haga una huelga de hambre para tener una invitación para la fiesta de divorcio?

No cabe duda que el mundo se ha vuelto loco…

*Suck it, Georgina ;-) *

Foto:http://www.que.es
Comments
To Top