Uncategorized

Kinect: la base de Xbox One

Aunque parecía que nunca llegaría el día, por fin Microsoft presentó la nueva consola que remplazaría la Xbox 360, «Xbox One».

Ya les hemos contado de las características de la consola y es evidente en el nuevo diseño minimalista y algo serio, que Microsoft pasó del concepto de consola de juegos a un verdadero centro de medios y entretenimiento para el hogar.

microsoft-xbox-one-4842_610x407

La gran diferencia entre una lap-top y una computadora en la cual su principal pantalla es nuestra TV como lo es la Xbox es que, el modo en que interactuamos con ella cambia, en la Tv no queremos tener un escritorio enfrente para el teclado y mouse, aquí es donde entra el Kinect y la nueva versión es realmente impresionante.

xbox-one-kinect-sensor_1280.0_cinema_640.0

El kinect fue introducido en 2010 como un accesorio para mejorar la xbox 360, permitiendo usar el cuerpo completo en los juegos y usar la voz para controlarlo (lo cual nunca funcionó muy bien). Ahora Kinect dejó de ser un accesorio, para convertirse en parte elemental de la experiencia de Xbox One, además de que trae muchas mejoras.

Hardware

Kinect viene con una cámara de amplio ángulo con resolución HD (1080p) esto quiere decir que todo es mas sensible, además de que las videollamadas serán excelentes, tiene un sensor de profundidad tres veces más sensible y el ángulo de visión aumenta en 60° lo que permite al equipo percibir hasta a 6 personas y es capaz de «ver» hasta las arrugas de tu ropa. También el  sensor infrarojo deja con la boca abierta, al usarlo, permite jugar en la obscuridad, que es como a muchos nos gusta ver películas o jugar.

El audio también mejoró mucho, la barra inferior del equipo contiene micrófonos para captar cualquier sonido desde cualquier ángulo, pero donde el audio mejora por mucho es en su procesamiento, Xbox es capaz de filtrar el ruido del ambiente o la película o juego que tengamos y solo escuchar nuestra voz para poder captar los comandos de voz en cualquier situación.

Software

Pero donde realmente sorprende Kinect es en como utiliza todos estos sensores, Kyler Wagner de Gizmodo estuvo en una presentación  en tiempo real de todo esto y pueden ver el video aquí.  Ahora el mapeo del esqueleto permite ver el movimiento de tus dedos o el encoger los hombros con una exactitud que la versión anterior no permitía y ahora tienen el «muscle traker» que mide la presión que se forma en todo nuestro cuerpo (en realidad la simula) además de percibir el ímpetu con el que damos un golpe o una patada por ejemplo y su alcance.

202

Pero eso solo es el comienzo, el sensor de luz infrarroja tiene otro as bajo la manga, con una combinación de datos de IR y RGB de nuestra cara, Kinect es capaz de percibir nuestro ritmo cardíaco, un truco impresionante. Xbox sigue nuestra cara por lo que es capaz de ver si estamos atentos a la pantalla, si estamos viendo otra cosa, las expresiones que hacemos y por supuesto nos reconoce al momento en que estamos a su alcance.

B_Id_387608_Xbox_One

Aplicación

Pero todos estos (un poco perturbantes) datos que puede reconocer Kinect, ¿de qué sirven? El cielo es el límite. Para empezar Xbox sabe quien eres, por lo tanto aunque el equipo lo usen varias personas, Kinect permite que el sistema se personalice a tus preferencias y cargue tu perfil al momento, además de que aprende tus gustos.
Controlar la tele con la voz y gestos de la mano parece que serán de lo más intuitivos y potencialmente podría pausar una película si no estamos viendo la pantalla: ahora imaginen el instructor de ejercicios virtual perfecto, este puede entender y decirte exactamente que estás haciendo bien y que no, puede ver si estas aplicando fuerza donde debes y hasta sabe tu ritmo cardíaco, que le dice si el ejercicio es demasiado, poco o suficiente. Por el lado de los juegos Kinect reconoce que jugador tiene que control por lo que sabe al momento quién es el jugador uno, dos, tres… sin hacer nada; ahora imagínense un juego donde el ritmo cardíaco sea relevante, que tal un francotirador el cual depende de controlar este factor, para obtener un mejor tiro, o un juego de concentración o contenido que sepa el perfecto momento para darte un susto.

943932-110906c-xbox

La verdad es que de todo lo que vimos ayer, Kinect es lo que más me sorprendió de la nueva plataforma, pues aunque ya los smartphones ya lo hacen, ahora es más claro que, las computadoras nos ven a nosotros y son capaces de obtener datos que nosotros no percibimos. Aunque esto puede dar un poco de miedo, es justo lo que necesitamos para poder comprender mejor nuestro cuerpo y nuestras actividades.

Las computadoras ahora ven, sienten y más importante entienden al mundo, señoras y señores, bienvenidos al futuro.

Fuente (video): Gizmodo

Comments
To Top