Entretenimiento

Memorias de un Hacker

Todo comenzó hace tiempo… no era el chico más brillante, ni mucho menos el que mas destacaba por calificaciones en sus boletas, era como los demás… común y corriente. Mi primer contacto con una computadora fue en secundaria en el salón de computo; al principio me maravillé de lo que podía hacer en esa calculadora avanzada que era una computadora… sin saberlo al poner mis dedos en el teclado e introducir unas cuantas letras, vi como en el viejo monitor estas aparecían plasmadas… el teclado era suave no requería la misma fuerza que la vieja maquina de escribir en mi casa, la magia no paraba ahí… continuaba al ver cómo esas letras era impresas en una rudimentaria impresora… al principio copiábamos algunos textos o pasábamos apuntes, poco a poco se nos iba enseñando más acerca de el sistema operativo.

Ese día, en ese salón no sólo había descubierto lo que era una computadora, había descubierto cuál seria mi futuro. Años más tarde decidí especializarme más con esa tecnología, aprender de ella, intentar dominarla… era un reto, no sería un buen atleta, un excelente estudiante y socialmente no tenía mucho contacto con las personas, pero frente a esa máquina me sentía distinto, sentía que en el futuro detrás de ese aparato encontraría mi lugar.

Conforme siguieron pasando los años y la tecnología avanzaba no pude evitar el ver como las personas cada día confiaban más sus vidas a la tecnología, lo hacían de una manera tan ciega y esperanzadora que llegó el momento donde no sentí que fuera diferente, pero confiar tu vida en la tecnología es un arma de doble filo… y hay mucho que confiar… intimidad, secretos… es increíble lo que la gente común y corriente puede esconder.

El trabajo de un detective privado es algo que de niño me encantaba, pero hurgar en la basura ha pasado de moda con la llegada de las computadoras y sus múltiples variantes como teléfonos entre otras cosas; basta con sentarse tras el monitor y dejar que tus dedos se balanceen sobre el teclado… Internet es más poderoso de lo que muchos imaginan. Mientras un dispositivo esté interconectado la privacidad es algo que nunca aplicará.

Una ocasión supe de un tipo que obtuvo información privada, engañó a compañías… fue perseguido, fue capturado y pasó un tiempo en la cárcel… un tipo con talento para buscar entre la basura digital, para sacar provecho de ello, un talento que el gobierno no podía dejar tras las rejas, en este mundo donde los secretos son poder, ese talento es un arma poderosa… puede cambiar el destino de países en un abrir y cerrar de ojos. El espionaje no es cosa de novelas de ciencia ficción, tipos vistiendo ropa elegante o gente con gabardina y sombreros… el espionaje se basa en obtener información. Estamos en la era de la informática, su nombre lo dice todo… información, ceros y unos convertidos en datos, datos convertidos en poder… el poder que ha corrompido a los grandes en manos de personas como yo también puede corromper, la sed de información, la adrenalina de correr el riesgo de hacerte de ese poder sin dejar rastro… puede ser una simple fotografía familiar, un numero bancario, un dato médico… no hay limites, mientras esa información te otorgue poder, el como la obtengas es algo que no requiere de mucha ciencia.

Las grandes compañías lo hacen, el gobierno lo hace… y lo hacen por personas como yo. Personas dispuestas a desafiar la barrera de lo privado, de lo secreto… el fin no importa, lo que importa es la información que obtengas y que uso le des. Al tomar el reto de romper con la privacidad de la gente también tomo el reto de continuar con vida… todos estos secretos que conozco son paladas de tierra sobre mi cuerpo, algún día estos secretos cambiaran de dueño, ninguno de ellos me acompañará a mi tumba.

Continuara…

Comments
To Top