Entretenimiento

Monólogos de un Geek: Mi infancia contra la infancia 2.0

Día del Niño… hoy en día los niños son mas adultos que muchos adultos que dejamos de ser niños. El crecer en el campo no me permitió tener las ventajas de muchos que crecieron en la ciudad… sin embargo mi infancia estuvo llena de aventuras entre arboles, hierba, insectos y muchas cosas mas. Mis compañeros de juego eran una resortera, mi perro, mi gato… mis primas y mis hermanos; pero sobre todo la creatividad: Usar varas secas de algunas hierbas y bolsas del súper (o si tenia uno dinero podíamos comprar papel china) y hacer nuestros papalotes y cometas para jugar y ver quien elevaba la suya en el menor tiempo posible y lo mas alto posible… con algo de suerte no terminaría entre las ramas de los arboles.

Jugar con burbujas hechas de jabón y champú (que a veces uno hurtaba a escondidas del baño), buscar insectos como catarinas, azotadores o los famosos Mayates (unos escarabajos que comenzaban a salir en pleno verano y abundaban en la zona) y atraparlos. Jugar a la puntería con botellas de plástico o cazar lagartijas para mi gato (aun recuerdo esa ocasión que uno de mis tíos llevo un rifle de diábolos… pasamos 1 hora sin poder acertar a una lagartija, el gato atrapo 4 de ellas y las llevo para comerlas enfrente de nosotros: -Ustedes son pésimos cazadores… morirán de hambre- Eso era tal vez lo que el gato nos decía y la manera de humillarnos fue mas que certera). Por las tardes los fines de semana jugábamos Beisbol en un terreno que estaba detrás de nuestra casa… otras veces jugábamos futbol con otros niños que iban a ese pastal, en estas épocas también comenzaban a estar maduros los capulines… subíamos a los arboles a recogerlos y comerlos como golosinas, poner monedas viejas en las vías del tren que esta a unos metros de mi casa y ver como las aplastaba a su paso. Jugar basquetbol (el clásico 21) con mis primas o con los otros chicos que iban a las canchas… eran las clásicas cascaritas, mujeres contra hombres… en esas retas nos jugábamos de apuesta el refresco.

Z-Niños-jugando-en-al-aldea-Fortín-Mbororé.

De niño también el mejor regalo solía no siempre ser un juguete… incluso una caja de colores nuevos y una libreta de dibujo, o una caja de plastilina de colores era una manera de asegurar horas de diversión, jugar yoyo y ver quien podía hacer trucos como el perrito o el columpio… pase por la fiebre de los primeros Tazos… jugando policías y ladrones en el recreo de la primaria, jugando cascarita con botellas de Pau Pau en el patio de la escuela a falta de pelota o balón de futbol, saltando cuerda, las clásicas guerras entre niñas y niños… haciendo barcos de papel en época de lluvias y ponerlos en los pequeños arroyos o grandes ríos que se formaban en las calles de donde vivo para ponerlos a navegar… usando pastillas efervescentes en los juguetes que salieron un tiempo en los famosos Submarinos, los reguiletes, el trompo… las retas en canicas en donde el respeto de los demás dependía de que tantas canicas tuvieras en la bolsa (incluso… entre mas grandes las canicas mas respeto tenias), jugando lotería con semillas, cuando íbamos a un deportivo de la zona a jugar con la raqueta o el frontón, nadar en el rio (cuando aun había agua limpia) o tratando de enseñarle trucos al perro.

En época de muertos todos los niños salían a pedir calaverita… pero mas que para tener dulces o monedas era para presumir lo creativo que uno podía ser al hacer su calabaza (era evidente cuando un adulto la hacia), comer pepitas fritas, hacer fogatas donde los bombones y el café nos hacia sentirnos lo máximo en las noches que las organizábamos.

Viví el auge del famoso Tetris… donde tener uno de esos juguetes era lo máximo, solo aquellos que tenían dinero, fortuna o eran niños mimados tenían un GameBoy, mi infancia fue lo máximo con mi primer Walkman… aun si no tenias casete para escuchar música, el simple hecho de escuchar el radio te hacia sentirte bien, las cajas de cartón fueron esas eternas compañeras de la imaginación, las pistolas de agua, los globos… ir a divertirse a los juegos de las ferias, jugar con pirotecnia… hoy en día muchos niños no conocen el significado de quedarse solo en casa sin una consola de videojuegos o la computadora… crecí con caricaturas en donde tus ídolos tenían armadura, donde un pato y un conejo podían hacerte sacar carcajadas, donde los sábados veías la programación para chicos… patrocinada por marcas de juguetes, vi a los transformes clásicos… la guerra de bestias… hombres de ciencia con bata verde enseñando de manera divertida la ciencia detrás de muchas cosas, experimentos locos… anhelaba el día que me regalaran un juego de química o un microscopio.

Hoy es día del niño… y muchos de los que dejamos los juguetes que mencione y otros mas que faltaron no podrán negar que su infancia fue lo máximo… no podrán negar que los niños de ahora difícilmente podrán tener algo así de maravilloso.

La infancia de ahora es la infancia 2.0… en donde un Smartphone es mas divertido que una pelota, una caja de plastilina o una cascarita con un envase de una bebida relleno de piedras y papel de las libretas de la escuela, en donde una consola de videojuegos es mas divertida que perseguir a tus amigos con una pistola de agua o jugar a policías y ladrones… en donde un juguete que habla o se mueve es mas divertido que ese muñeco que fue tu compañero de cama, con quien hablabas o jugabas a salvar al mundo.

Kids-with-iPhones

Aun así… feliz día del niño; en especial a aquellos que tenemos a ese niño dentro y que sale en momentos de aburrimiento cuando la pila de nuestro teléfono o computadora se ha agotado.

 

Comments
To Top