Entretenimiento

Monólogos de un G3ek: Forever and Ever Alone

Y así llega el día… de los 365 días del año esta fecha es la que marca a uno como persona.

El escenario en las calles es igual, tiendas de regalos, papelerías, dulcerías… cualquier lugar que venda algo bonito, llamativo, elegante, alegre, delicioso. Algo que al ser entregado a esa persona le muestre lo especial que es para ti, una tarjeta en la cual escribes un montón de cursilerías de cómo te cambio el mundo, de cómo es el mundo gracias a ella, de cómo a su lado puedes hacerle frente a todo, de cómo alegra tu vida… unas flores acompañadas de la frase: “-Busqué a las más hermosas, pero a tu lado ellas palidecen”.

Así es este día, esta fecha… en donde todo mundo vomita amor en todos lados, en este día donde la figura solitaria de uno parece un personaje en blanco y negro que se no combina con el mundo de color en el que camina, pero si presta uno atención por un instante… se da uno cuenta de que existen más como tú, solitarios, solitarias… algunos indiferentes (o al menos eso intentan), algunos como yo solo tienen que vivir este escenario no por gusto, sino porque no había de otra… es el único día en donde prefieres evitar las redes sociales en donde todo mundo grita con el teclado en una brillante pantalla como es feliz a lado de alguien.

Pero… al final del día son más corazones rotos que alegres, curiosamente este día es elegido por muchos para cerrarle la puerta a alguien y abrirla a alguien más. Al final del día muchos prefieren tener un corazón y no un condón roto. Es por ello que uno busca refugio, ya sea expresando tu soledad, sufrimiento, tu dolor… mientras escribes en la computadora, atascándote de galletas, chocolates, café y alguna bebida alcohólica, cuando acabes con esto te encerraras en un servidor de internet a jugar algo en línea mientras escuchas canciones de enamorados haciéndote sentir miserable, mientras observas como stalker el Facebook de tu ex para ver que hace con su actual enamorado, mientras estas a punto de enviarle un mensaje a la que aventaba los perros para ver si existe modo de salir de tu miseria algunos minutos… a todo esto… quien necesita el amor?. Yo no lo necesito, mientras esos ilusos terminaran con su cartera vacía: yo tendré dinero de sobra, mientras ellos se la pasan haciendo fila en un hotel de paso: yo estaré cómodamente relajado en mi cuarto, mientras ellos se rompen la cabeza en que regalarle a su pareja: yo solo veré como encuentro al maldito camper o niño rata que se metió al juego.

Así pues, solo son veinticuatro horas, mientras muchos son flechados por cupido yo estaré a salvo… solo… (se va llorar en silencio).

*El autor de este post intento cortarse las venas con galletas animalitos mientras escribía… ninguna galleta salió herida.

Comments
To Top