Gadgets

El Smartwatch ha muerto, viva la Fitness Band

El smartwatch alguna vez fue la gran promesa de la industria tecnológica de consumo, sería el sucesor del smartphone y levantaría otra vez las ventas después de que el mercado del smartphone se estabilizara y dejara de crecer como antes. Para los usuarios, el smartwatch prometía ser como un smartphone pero con menos distracciones o como una segunda pantalla para su equipo. Lamentablemante el smartwatch que muchas compañías sacaron a la venta, no cumplió con las expectativas ni de los usuarios ni de la industria y es por eso que al día de hoy el smartwatch está muriendo, pero hay esperanza.

smartwatch-828786_1280

Apple Watch

La caída del Smartwatch

Pese a lo fuerte que Samsung, Apple y Motorola empujaron este nuevo mercado, las cosas han cambiado mucho, IDC recientemente publicó un análisis donde muestra que el mercado de los smartwatches cayó un 51.6% en ventas anuales comparando el 3er cuarto del 2015 con los resultados de este 3er cuarto, en pocas palabras, casi nadie está comprando Smartwatches.

Algo a resaltar es que pese a su alto precio en comparación con otras marcas, Apple se ha mantenido como el líder de la ahora, decreciente categoría con 41.3% del mercado, seguido de Garmin con el 20.5% y Samsung con 14.5%.

 

 

Es por todo esto que Google anunció el retraso de la versión 2.0 de Android Watch, Motorola dijó que no sacarán nuevos smartwatches por el momento y toda la categoría está volviendo al cuarto de diseño.

El wearable que está surgiendo de las cenizas

Pese a la caída del smartwatch, hay otro wearable muy similar que si está creciendo, la fitness band. La fitness band es una categoría que surgió antes que el smartwatch y que se esperaba que hasta cierto punto, se volvieran una misma cosa. Esta categoría no cayó en ventas, si no que creció un 3.5% lo cual no es gran cosa pero al menos significa que es un mercado estable. A diferencia del Smartwatch, la fitness band puede hacer todas las mediciones de actividad y salud, se puede comunicar con el smartphone pero sin la sofisticada pantalla con el súper procesador para hacer complejas tareas. Esto también significa que tiene un menor costo que el smartwatch, le dura más la batería y es más sencillo en su interacción diaria.

fitbit

En esta categoría, FitBit es el líder con 23% del mercado, seguido de Xiaomi con 16.5% y otra vez Garmin con el 5.7%.

 

 

También hay que mencionar que recientemente, Fitbit anunció la compra de Pebble, una compañía que tuvo la campaña más exitosa de Kickstarter y ha tenido gran éxito con sus smartwatches más sencillos y económicos, sin embargo, pese a su éxito y por las razones ya mencionadas ha tenido problemas económicos, por lo que la compra por Fitbit es la muestra más obvia de la tendencia actual hacia la fitness band.

Problemas de identidad

Personalmente, para mi el smartwatch tiene un gran problema de identidad. El smartwatch nos fue vendido como el nuevo reloj de muñeca, como un accesorio de moda funcional y que nos permitiría olvidarnos del smartphone y el precio se comparó al de buenos relojes de muñeca mecánicos y para mi y muchas personas, eso nunca fue el smartwatch y la relación valor(utilidad)/precio, nunca fue lo suficientemente justificable.

El smartwatch es un accesorio para el smartphone, un accesorio que se supone, debe proveer mediciones de actividad, del mundo que nos rodea y dar notificaciones de lo que pasa en el Smartphone (y dar la hora), no más, no menos.

El asunto es que mientras el smartwatch se quedó igual, la fitness band ha evolucionado y ofrece opciones para distintos usos. Hoy en día compañías como Fitbit, ofrecen desde la sencilla pulsera para medir actividad, hasta opciones más completas que nos ofrecen medir actividad, brindar notificaciones del teléfono y hasta dar la hora, justo como lo que se supone debería ser un smartwatch.

Además de esto, existen opciones como la Mi Band 2 de Xiaomi que pueden hacer todas estas tareas básicas, más un sensor de ritmo cardiaco por un muy bajo costo.

Mi Band 2

Mi Band 2

Conclusión

En conclusión la fitness band ofrece una mejor relación valor/precio para el usuario que el smartwatch, además de que es más honesto en su identidad, este es solo un accesorio y está valorado de esa manera.

Para mi, estas son las razones por las que estamos viendo esta tendencia en los werables, la idea del smartwatch es buena y aunque muchas compañías se están repensando esta categoría creo que el que va ganando aquí es Fitbit y espero qu en un futuro cercano, la fitness band y el smartwatch realmente se vuelvan uno y sean valorados exactamente como lo que son, no más, no menos.

Comments
To Top